San Isidro


Entre otros sectores, el Centro cuenta con una sala para la atención de los más pequeños
El Centro se llama "El Nido" gracias a la intervención del artista Patricio Forrester
El Centro está ubicado en Rolón 1879, Beccar
"El Nido", Centro de Desarrollo Infantil y de Estimulación Temprana

Lunes a viernes de 8 a 16

 Rolón 1879, Beccar,  4512-3162/53

Luego cumplir con el desafío de alcanzar la menor mortalidad infantil de América Latina, San Isidro encara uno de los principales problemas de salud pública: la prematurez. En efecto, los  avances de la tecnología han permitido que sobrevivan bebes de poca edad gestacional, de muy bajo peso o con patologías complejas. El Gobierno Municipal ha avanzado en  implementar un acompañamiento para estos pequeños y sus familias desde un Centro  de Estimulación Temprana y Detección Precoz  de los trastornos de desarrollo.

El nuevo Centro, que depende de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la comuna, está a cargo de la doctora Ana María Menéndez. Con ella trabaja un equipo conformado por especialistas en Fonoaudiología, Estimulación Temprana, Kinesiología, Musicoterapia, Psicología, Psicopedagogía, Terapia Ocupacional, y Evaluación del Desarrollo a través de tests formales (Bayley, Battelle, K-BIT, entre otros).

En el Centro, conocido también como “El Nido” gracias a la intervención del artista Patricio Forrester,  se atienden distintas patologías  del desarrollo como trastornos del lenguaje y del aprendizaje, retraso en la adquisición de pautas madurativas, autismo, y algunas patologías genéticas como Síndrome de Down que requieren de tratamientos interdisciplinarios.

Los niños que concurren son menores de 6  años y son derivados desde el HMMISI, CAPS, de los equipos psicopedagógicos-fono audiológicos de los Jardines o por profesionales de la salud que trabajan en forma independiente y solicitan evaluación para sus pacientes.

Los  problemas del desarrollo forman parte de la llamada nueva morbilidad, cuya demanda de atención va a aumentar en un futuro próximo debido a varios factores, entre ellos, la creciente sobrevida asociada a muy bajo peso al nacer. Es importante detectar estos trastornos oportunamente a fin de facilitar la intervención temprana y lograr así el máximo potencial de desarrollo en la vida adulta.

Para lograr estos objetivos el Centro de Estimulación Temprana cuenta con una sala para la atención de los más pequeños, un sector para patologías motoras, seis consultorios para atención personalizada, un espacio para desarrollar tareas grupales y un aula para capacitación y docencia. Se integra a las instalaciones la plaza lindera que permite realizar tratamientos en contacto directo con la naturaleza y trabajar con distintas texturas, aromas, colores  y movimientos.